miércoles, 22 de noviembre de 2017

Magdalenas de naranja con aceite de oliva


¡Que ricas están las magdalenas!! ¿Quién se resiste a una magdalena con su copete y su azúcar por arriba? Yo creo que nadie, y es que entran por el ojo ¿ no os parece?. En esta ocasión las he preparado de naranja con aceite de oliva y han salido deliciosas, nada que ver con las que compras en el supermercado, que yo directamente nunca compro porque no me gustan nada de nada. Y es que una vez que pruebas unas magdalenas caseras ya no quieres otras.


La receta la podéis hacer con la Thermomix o con una amasadora tipo Kitchen Aid, que por cierto tenéis súper rebajada en Claudia&Julia con motivo del Black Friday. También se pueden batir a mano, pero sinceramente no vais a conseguir que queden igual y dudo que seáis capaces de batir a mano durante 5 minutos y no morir en el intento. Y es que el batido de los huevos con el azúcar es fundamental para que luego nuestras magdalenas luzcan con ese copete.

Yo las he hecho con zumo de naranja, pero podéis hacer también la versión con zumo de limón, deliciosas también. El aceite de oliva que uséis debe ser un aceite suave, tipo alberquina


Otro de los secretos para conseguir que las magdalenas tengan copete, y que ya os he contado en más de una ocasión, es introducir la masa en la nevera al menos 30 minutos antes del horneado, e introducir las magdalenas en el horno a 220º, el contraste de temperatura hará que suban de cine. Y por supuesto, siempre habrá que introducir las cápsulas de magdalena en un molde para que no se deformen durante el horneado.

Son pequeños trucos que marcarán la diferencia en tus magdalenas. Seguramente ya los conocías, pero no esta de más que os lo recuerde.


Vamos a la receta.

martes, 14 de noviembre de 2017

Tortas de aceite y anís



Me encantan las tortas de aceite y anís, y de vez en cuando las compro pero tenía muchas ganas de prepararlas en casa, no es nada complicado, ya veréis.

Estas tortas son muy típicas en Andalucía, la verdad es que desconozco sí en otras zonas de España las venden en el supermercado, por aquí las encuentras sin problema, las genuinas son las de Inés Rosales. Así que sí en tu comunidad es difiícil o imposible hacerse con ellas, hoy te lo voy a poner fácil, porque la receta está chupada.


Son tortas crujientes, con la superficie acaramelada y con un sabor a anís delicioso. Entre sus ingredientes llevan aceite de oliva, obviamente, anís en grano, licor de anís y opcionalmente se le puede añadir ajonjolí.

Hay muchas recetas circulando por la red de estas tortas, pero yo he seguido la receta del libro de Ibán Yarza y Alma Obregón ¿Hacemos pan?. Este libro me chifla, he hecho muchas de sus recetas, como los molletes o los bollitos fáciles, que además son recetas que repito cada semana, en casa nos encantan. Os lo recomiendo junto con Pan Casero, y a ver sí me compro su nuevo libro, Pan de Pueblo porque no se yo sí voy a ser capaz de esperar a que me lo traigan los Reyes Magos, llevo demasiado tiempo esperándolo, y la verdad que está genial de precio para lo currado que está.

Bueno, vamos a la receta.

miércoles, 8 de noviembre de 2017

Pan con harina de castañas



No os podéis ni imaginar la de tiempo que llevo queriendo hacer un pan con harina de castañas, y es que es una harina que no se encuentra facilmente, aunque otra opción es hacer tu misma la harina, pero la verdad es que yo no estaba por la labor.

Este pan, además de harina de castañas, lleva un poquito de centeno integral, que a mi me chifla, y harina de trigo. Es un pan con miga prieta pero de un sabor alucinante, sabe a castañas!! 

Para hacer este pan hay que organizarse un poco, ya que lleva un prefermento que tenemos que hacer con antelación, al menos 6 horas antes, aunque también lo podemos hacer cuando nos venga bien y luego guardarlo en la nevera hasta 48 horas sin problema.

Lo mismo ocurre con la masa final, tras la fermentación en bloque, si vais justos de tiempo, podéis guardar bien tapada en la nevera toda la noche, y al día siguiente, formar el pan y proseguir con la segunda fermentación y horneado.


Es una masa sin demasiada hidratación por lo que el amasado os resultará bastante sencillo, creo que la próxima vez que lo haga le agregaré un poco más de agua, vosotros podéis probar también en casa. De todas formas ya sabéis que alternar periodos de amasado y descanso va muy bien, para no cansarnos y para que nos sea más sencillo amasar. Como dice Iban Yarza, el reposo amasa, cierto, ciertísimo!! ( Por cierto que ganas tengo de comprar su nuevo libro Pan de Pueblo, vosotros lo tenéis ya?

Como veréis en las fotos, no he greñado el pan antes de meterlo al horno, por eso se abrió a su amor, pero podéis hacerle unos cortes con una cuchilla, o hacer como yo, la verdad es que ultimamente casi todos los panes los meto tal cual y que se abran por donde quieran.


Para hornearlo he usado una cocotte de 24 cm de diámetro, ya sabéis que siempre horneo en cocotte porque el resultado es espectacular. También podéis usar un horno cerámico o directamente sobre una piedra o bandeja de horno, pero ya sabéis que los primeros 15 minutos tendréis que añadir humedad al horno para que no se seque la corteza, y además hornear sin ventilador, pasado este tiempo, poner el ventilador del horno y retirar la bandeja con agua. Os explico todo en la receta, no os preocupéis.

Quizás lo más complicado de la receta sea hacerse con la harina de castañas, en algunas tiendas ecológicas o en herbolarios la podéis encontrar, yo la he comprado en El amasadero, y es verdad que es precio es algo elevado, no es para estar haciendo pan todos los días, pero de vez en cuando un caprichito nos merecemos, y desde luego sí te gustan las castañas como a mi, este pan te va a enloquecer. Yo lo tomo tostado por las mañanas con mermelada o con crema de castañas, el no-va-más.


La receta es del libro Crujientes de Richard Bertinet aunque yo la he adaptado, no he hecho todo el prefermento que indica la receta, solo el necesario para el pan, y además le he agregado la harina integral de centeno, que vosotros sí queréis no la pongáis, y esos 45 gramos se los ponéis de harina de fuerza.

Bueno, vamos al lío.

lunes, 6 de noviembre de 2017

Huevos rellenos de pollo



Empezamos la semana con una receta salada, rápida, rica y con y cero complicaciones, no se le puede pedir más!!. Estos huevos rellenos de pollo los preparé la otra noche para la cena y volaron!!

Para la receta he usado una lata de Pulled Chicken con mayonesa de Casa Matachín, por lo que no hay que estar preparando el pollo deshilachado durante horas, directamente de la lata al huevo. Este era uno de los productos que venían en mi caja Degustabox de este mes.

Yo siempre preparo los huevos rellenos con atún, pero cuando vi esta lata de pollo deshilachado, que además lleva mayonesa, se me vino a la mente el cambiar el relleno de los huevos para variar un poco. Queda muy rico, además lo podéis usar también para rellenar sandwich, al mas puro estilo Rodilla.


Como veréiss no vais a necesitar muchos ingredientes, solo tres, los huevos, el pollo y un poco de mayonesa, dependerá de sí os gusta el relleno más compacto o más jugosito. Como el pollo ya lleva mayonesa, antes de añadirla comprobar sí os gusta la textura y ya le añadìs más o menos mayonesa, incluso puede que os guste como queda simplemente con la mayonesa que lleva la lata.

Sí  quieres recibir tu caja mensual Degustabox, puedes adjuntar el código B4ML6 y tu primer pedido te saldrá a 7,99 en lugar de 14,99, gastos de envío incluidos.



Esta semana volveré con una receta de pan que hace mucho que no publico ninguna y ya va siendo hora. Os espero!!

viernes, 3 de noviembre de 2017

Pancakes.Tortitas americanas



Este verano mi hija pequeña estuvo un mes en Florida y se puso morada de Pancakes, entre otras cosas ..... Desde entonces no se la de veces que me ha dicho que las hagamos en casa. Hasta vino con una receta desde allí!! 

Las tortitas forman parte del desayuno típico americano, las suelen acompañar de sirope de jarabe de arce (Maple syrup), que aquí lo suelen traer a Lidl cuando es la semana de la comida americana (lo podéis ver en la foto), y lo he visto en otros supermercados pero a un precio más elevado, por ejemplo en Carrefour. Pero estén también muy ricas con dulce de leche, mermelada, nata montada y un chorrito de sirope de chocolate, miel....

La receta original lleva buttermilk y sour cream, pero yo la he adaptado con ingredientes que podéis encontrar en cualquier supermercado. Además le he añadido extracto de vainilla, me encanta su sabor.


Hemos hecho dos pruebas con esta receta. La primera vez le pusimos el azúcar que indicaba la receta original, una cucharada unicamente, pero nos pareció que le faltaba un poco de dulzor, aunque a mi marido le gustaron así. A la segunda tanda de tortitas le añadimos dos sobre de azúcar avanillada que yo compro en el Lidl, cada sobre son 8 gr, lo que equivale a un par de cucharaditas de postre. Mi hija Carmen y yo nos quedamos con la segunda opción que es la que os he puesto en la receta.

Las tortitas las vamos a hacer en una sartén engrasada con un poco de aceite de girasol, aunque también se puede engrasar con mantequilla. Yo he usado una sartén de 28 cm de Le Creuset, que me chifla porque no se pega nada, las tortillas de patatas salen de escándalo. Como es bastante grande, he hecho las tortitas en tandas de tres, podéis usar la cuchara de hacer bolas de helado para que todas las tortitas os salgan más o menos del mismo tamaño


Nosotros las repetiremos pronto, en cuanto venga mi hija mayor para el puente de diciembre caen fijo, y es que cuando ayer las vio en mi stories de Instagram, se le hizo la boca agua a la pobre.

Bueno pues espero que os preparéis este fin de semana un desayuno al más puro estilo americano.

martes, 31 de octubre de 2017

Cookies con arañas. Receta de Halloween



Un año más me he animado con una receta para Halloween, en esta ocasión no me he complicado mucho, he preparado unas cookies con trocitos de chocolate que en un descuido se me llenaron de arañas!!!

En realidad esta receta es una idea, ya que podéis hacerla con las galletas que más os gusten y luego dibujar las arañas de chocolate. Yo he hecho mi receta de cabecera, estas galletas las preparo al menos una vez al mes, en casa nos gustan mucho.

Me gusta dejar la masa de las galletas en la nevera una media hora, para que no esté tan blanda al hacer las galletas, pero sí no disponéis de tiempo, se pueden hacer directamente, sin pasar por la nevera. Otra opción , es hacer la masa la noche antes y al día siguiente vais a tiro hecho. Pero la verdad es que se hacen en un periquete.

A mi lo que más tiempo me ha llevado ha sido hacer las arañas, soy un poco negada para estas cosas, seguro que a vosotros os quedan mucho mejor.



En el blog tenéis un montón de ideas para Halloween, pincha aquí para verlas todas.

Qué paséis una terrorífica noche de Halloween!!

viernes, 27 de octubre de 2017

Quiche de calabaza y jamón



Sí os soy sincera, no tenía pensado publicar esta receta. La hice una noche de la semana pasada para cenar, y subí un pequeño video del paso a paso a mi stories de Instagram. La receta gustó mucho, y recibí muchos mensajes preguntandome la cantidad exacta de ingredientes. Por lo que me decidí a publicarla, a pesar de la foto tan fea que hice con la luz de mi cocina y el móvil, pero todo sea por la receta, que dicho sea de paso, está super rica y es muy sencilla de hacer.

Lo bueno de este tipo de pasteles salados, es que los puedes hacer a tu gusto, usar los ingredientes que tengas en ese momento, y hacerlos sobre la marcha. Por ejemplo, podeís usar jamón serrano, o bacón , incluso añadir otras verduras. También se puede cambiar la nata por leche evaporada o queso tipo philadelpia. Imaginación al poder!!

La idea de la receta me la dio mi amiga Marta, y es que las horas de trabajo dan mucho de sí, y entre otras cosas, hablamos mucho de cocina. Así que aproveché que tenía una masa quebrada a punto de caducar, y un trozo de calabaza perdida en la nevera y salió esta delicia



Por cierto, aun estáis a tiempo de ver en mi stories de Instagram una receta de tarta de manzana con natillas y masa de hojaldre, pero no tardes porque solo estará activo 24 horas
El lunes os espero con una receta muy terrorífica!!
Buen fin de semana


martes, 24 de octubre de 2017

Mermelada de membrillo y manzana


Esta semana vamos a elaborar recetas con productos de temporada. Comenzamos con una mermelada de membrillo y manzana con un toque de canela. Y a final de semana publicaré el quiché de calabaza que subí a mi Stories de Instagram, y que no pensaba publicar la verdad, pero como me la habéis pedido, pues el jueves o viernes la publicaré.

El membrillo es originario del Cáucaso, de la zona más templada del sudoeste asiático, desde donde se extendió por Oriente y las costas mediterráneas. Tiene un escaso contenido en azúcares, es rico en fibra, calcio, magnesio, potasio y vitamina C. La manzana contiene hidratos de carbono, fibra, potasio, magnesio, provitamina A y vitaminas C y E. 

Tanto el membrillo como la manzana contienen una buena cantidad de pectina, esta sustancia suele encontrarse en la piel y al combinarse con el agua, el ácido y el azúcar se transforma en gelatina. De esta forma conseguimos sin necesidad de añadir nada, que la mermelada quede espesita.

A mi no me gusta que la mermelada quede excesivamente dulce, pero podéis añadir o quitar azúcar a gusto de cada uno. Podéis cambiar el azúcar blanco por azúcar moreno, panela, azúcar de coco... Ya sabéis que la panela tiene mayor poder endulzante que el azúcar blanca, así que tenedlo en cuenta. Es cierto que sí le ponéis menos azúcar , la mermelada aguantará menos, ya que el azúcar es un agente conservador y antiséptico que evita que las fruta se estropee. Por regla general, la mermelada debe contener al menos un 40% de azúcar. 


Yo suelo hacer la mermelada en la thermomix porque me resulta muy cómodo, pero os explico también cómo hacerla en una cacerola o cocotte.

Sí os gusta el membrillo, en el blog tengo publicadas varias recetas:
Y además, en mi otro blog, I love Bundt Cakes, tenéis un bundt cake de queso, membrillo y nueces que es una delicia. Por cierto, permaneced atentos a nuestro Instagram, porque muy pronto tendremos novedades muy, muy interesantes!!😉

Bueno, a finales de semana volveré con la receta del Quiché de calabaza. Os espero!!

miércoles, 18 de octubre de 2017

Tarta de manzana con crema pastelera


Por fin me decido a publicar esta receta de Tarta de manzana con crema pastelera!! Tengo que confesar que la hice antes del verano, pero no he tenido tiempo de editar fotos ni entrada hasta ayer mismo. De todas formas creo que viene al pelo, ya que estamos en plena temporada de manzanas y parece que las temperaturas van siendo más otoñales.

Esta tarta no es difícil pero sí algo laboriosa ya que hay que hacer la masa y la crema pastelera. Tenéis la opción de hacer ambas con la ayuda de la thermomix o por en método tradicional. Y sí os veis muy apurados podéis usar una masa quebrada o brisa de las que venden en el super, pero ya os digo que no tiene nada que ver y no tienen ningún misterio hacerla en casa.



Por otro lado, que es lo que yo suelo hacer, se puede hacer con antelación la crema pastelera y así luego vais más rápido. Incluso podéis tener lista la masa también y luego simplemente es meter la masa al horno y una vez lista verter la crema pastelera que podéis sacar de la nevera para que no esté tan fría al introducirla al horno. Lo único que tendréis que hacer en el momento será cortar las manzanas para que no se oxiden, pero eso se hace en un periquete.


Para hornear la tarta he usado un molde cerámico de Le Creuset de 28 cm de diámetro, que lo compre en la tienda online Claudia&Julia aprovechando unas promoción de las que suelen poner de vez en cuando. Os digo que el molde es estupendo, además de tener un color divino de la muerte, a mi al menos me parece preciosísimo. Y tampoco es tan caro la verdad, yo ya he optado por tener pocas cosas pero de calidad, como dice mi marido, el roñoso paga doble. 

Si usas un molde más pequeño te va a sobrar masa, puedes congelarla para otra ocasión o hacer la mitad de la receta sin problema.



La tarta la puedes tomar tibia o de un día para otro que está igual de rica, incluso puede que te guste más una vez que se ha asentado. Hay que conservarla en la nevera porque la crema pastelera sino se puede estropear.

Para la base de la tarta vamos a usar harina normal, no hace falta que sea especial repostería y por supuesto que no lleve levadura o bicarbonato incorporadas, las que venden tipo bizcochona, esa no sirve. La mantequilla tiene que estar fría de la nevera y mejor que sea sin sal. Las manzanas que he usado son golden pero porque son las que nos gustan en casa y siempre tengo en el frutero, podéis usar las que más os gusten.

La mermelada que he usado es de albaricoque pero también le va muy bien la de melocotón. No dejéis de ponérsela porque le va muy bien y de perdidos al río. Hay quien la aclara un poco con agua o zumo de limón, yo la pongo tal cual, eso sí la dejo a temperatura ambiente para poder pincelar bien las manzanas, incluso se puede calentar un pelín en el microondas para que sea más fácil.


No me digáis que no se os hace la boca agua!!
Pues ya tenéis el postre de este fin de semana. Y para la semana que viene tengo pensado preparar una mermelada muy otoñal.
Nos vemos pronto!!

miércoles, 11 de octubre de 2017

Chocolate a la taza



En casa ya ha comenzado la temporada del chocolate a la taza, aunque el tiempo no acompañe en absoluto, y sigamos yendo a la playa todos los fines de semanas. Pero es lo que toca, para mi el otoño es sinónimo de castañas, boniatos y bizcochos mojados en chocolate caliente y espesito . Mi hija pequeña y yo, disfrutamos como enanas con estas meriendas, y quién no!!



El chocolate a la taza queda muy rico sí le añadimos una cucharadita de alguna especia, como canela, cardamomo o jengibre, o incluso un poquito de sal para potenciar su sabor. A los americanos les gusta añadirle unas nubes por encima, pero a mi, la verdad es que me gusta tal cual, sin más añadidos que el de unas galletas mojadas o un buen bizcocho casero.

El espesor del chocolate lo podéis variar añadiendo más o menos leche, hasta que alcance el punto que os guste.Con la cantidad de azúcar que lleva la receta queda, para mi gusto, perfecto de dulzor, aunque sí te gusta más dulce, no dudes en añadirle más una vez que te lo hayas servido.

En el blog tengo publicada otra receta de chocolate a la taza especiado , con canela, anís y vainilla, muy rico también. 



Preparate para disfrutar de una taza de chocolate caliente y espeso!!

miércoles, 4 de octubre de 2017

Muffins de Nocilla


Vamos a por la receta de esta semana ¡Muffins de Nocilla!!. 

La verdad es que la temperatura de Almería no acompaña al horneado, más bien lo que apetece es tomarse un helado. Pero yo tengo ya mono de hornear bizcochos, galletas y pan, mucho pan! Aunque cuando apago el horno me tengo que ir directa a la ducha de la temperatura que alcanza mi cocina. Pero a mi me encanta el buen tiempo, y no tengo ningunas ganas de que empiece el frío.

Pero como el horneado de estos muffins es un abrir y cerrar de ojos, no quiero que os entre la pereza, así que vamos a preparar algo rico para los desayunos y la merienda.

Todos los ingredientes de la receta deben estar a temperatura ambiente, huevos, mantequilla y nocilla, que hay quien le gusta tomarla de la nevera, pero para esta receta es importante que esté blandita porque sino va a ser imposible incorporarla a la masa.

Siempre que preparéis muffins o magdalenas, hay que colocar las cápsulas de papel dentro de un molde especial, para que no se nos deforme la cápsula durante el horneado. El batido de los ingredientes se puede hacer a mano con unas varillas, aunque a mi me gusta más hacerlo con un robot, me parece mucho más cómodo.


La receta lleva entre sus ingredientes mantequilla y aceite. Yo he usado aceite de avellanas, pero se puede usar  aceite de coco o aceite de girasol en las mismas proporciones.

La cantidad de Nocilla que vamos a usar es un poco a gusto de cada uno, ya que la vamos a poner al final encima de la masa, una vez que la hemos puesto en el molde, pondremos una cucharada más o menos colmada, y luego con una brocheta mezclaremos.


La nocilla que he usado para la receta es 0% azúcares añadidos y venía en mi caja Degustabox de este mes, que por cierto venía cargada de cosas ricas. Sí tu también quieres recibir tu caja todos los meses en tu domicilio, te dejo el código B4ML6 para que lo adjuntes en tu pedido, y así la primera caja te saldrá a 9,99 euros en lugar de 14,99 euros, gastos de envío incluidos.


Bueno, espero que os haya gustado la receta de esta semana. 
Besos. Mara.

miércoles, 27 de septiembre de 2017

Spanakopita.Triángulos de masa filo con espinacas y queso feta. Receta Griega


La spanakopita es un plato típico de Grecia preparado con un rellena de espinacas y queso feta que se envuelve en láminas de pasta filo pintadas con mantequilla o aceite de oliva. En esta ocasión he preparado triángulos pero se puede usar un molde alargado o redondo y hacerlo en forma de pastel. A mi me gusta más esta opción porque es perfecta para picotear y te ahorras el partir el pastel y que la masa filo se rompa en mil pedazos, pero claro, tiene la pega de hacer los triángulos. Como me ha sido imposible hacer fotos del paso a paso, os dejo el enlace a un blog para que lo veáis, solo tienes que pinchar aqui.

Nos han gustado mucho, aunque me han gustado más cuando los he preparado con queso fresco, porque el queso feta en casa no nos gusta demasiado. Las que veis en las fotos no las pincelé con huevo antes de hornear, pero os recomiendo que lo hagáis, a mi me gusta más como quedan.



Nos vemos la próxima semana!!

miércoles, 20 de septiembre de 2017

Bizcochitos de mermelada de fresa y coco


Bueno, parece que poco a poco voy entrando en la rutina, tanto en casa como en el blog y estoy preparada para publicar una receta todos los miércoles. Hoy os traigo unos bizcochitos que he horneado en mini cocottes y que están riquísimos, rellenos de mermelada de fresa, no digo más.

Llevan mantequilla y aunque para la operación vuelta al cole y a la dieta normal, no es lo más aconsejable, ya os digo que merece la pena pecar un poquito, porque le dan un saborcillo delicioso. Además el toque a vainilla me pirra, y con el coco, que es un poquito nada más, casi, casi ni se nota, y el relleno que podéis poner a vuestro gusto, más o menos cantidad, hacen de estos bizcochitos un bocado delicioso.


Los he horneado en mini cocottes, y es que estas cazuelitas además de bonitas son muy versátiles, tanto en recetas dulces como saladas, en frío o en caliente, salsas, postres, bizcochos... y es que resisten perfectamente tanto el frío como el calor del horno. Con las cantidades que os indico en la receta tenéis para tres mini cocottes. Pero ya os digo que se puede hacer en un molde de bizcocho que tengáis por casa que no sea muy grande, incluso podéis usar cápsulas de magdalenas sin problema.


Para hacer la receta he usado un robot de cocina, ya que es importante batir bien el azúcar con la mantequilla para crear burbujas de aire para que luego los bizcochos suban bien. Aprovecho para comentaros que en la tienda online Claudia & Julia, tienen una oferta increíble de Kitchen Aid a 365 euros, sí os habéis planteado adquirir una, desde luego este es el momento.


Para la receta he usado la mermelada de fresa que venía en mi caja Degustabox de este mes. Ya sabéis que estas cajas se reciben todos los meses en el domicilio, llevan muchos y variados productos. Sí quieres recibir tu Degustabox cada mes, te dejo un código para que la primera caja te cueste 9,99 en lugar de 14, 99, gastos de envío incluidos. Este es el código B4ML6.

Nos vemos la semana que viene!!

miércoles, 13 de septiembre de 2017

Mermelada de azofaifas y panela



Tras el parón veraniego en el blog, vuelvo con nuevas recetas, aunque será poco a poco porque aun sigo de vacaciones, me quedan poco días la verdad, y tengo que tomarme las cosas con calma jejeje. 

Empiezo septiembre con una mermelada de azofaifas y panela que está de escándalo. Estoy segura de que algunos no conocéis este fruto ya que no es muy común, aunque puede que la conozcáis por otro nombre como jujube, chichindra, azofeifa o azufaifo. Se trata de un fruto algo similar a la manzana pero más pequeño, aunque tengo que decir que nuestro árbol da unos frutos bastante hermosos, lo tenemos un poco asalvajado, nos imagináis los ramilletes de azofaifas que tiene, pero cuando comienzan a tomar color se estropean o se los comen los pájaros, así que tenemos que cogerlos algo verdes para poder comerlos.



Os diré que en casa solo le gustan a mi madre, bueno y a mis tíos. El caso es que viendo que el árbol este año ha dado una cosecha tremenda y que todos los días hay que recoger una buena cantidad del suelo, decidí hacer algo con ellos. Y la mermelada me pareció la mejor opción, además la he endulzado con panela, mucho más sana que el azúcar común.

¿Conocéis la panela? Seguro que la habéis empezado a ver en los supermercados (en carrefour y mercadona la he visto), y en herbolisterias. La panela es considerado el azúcar más puro, sin refinar, extraído directamente del jugo de la caña de azúcar. Tiene un color marrón oscuro, lo podéis ver en las fotos, y un sabor acaramelado. Su poder de endulzar es superior al del azúcar refinado por lo que os aconsejo que vayáis probando el dulzor y no pongáis toda la cantidad que he indicado en la receta. Os comento esto porque la primera vez que hice la receta, regalé botes a mis tíos y primos para que probaran el invento y me dieran el veredicto, y hubo a quien le pareció que estaba perfecto de azúcar y a otros que les resultó más dulzón. Lo que sí coincidieron todos es en ese sabor especial que le da la panela y que os aseguro que no conseguiréis si usáis azúcar refinada.



La receta la he hecho con la thermomix, pero os explico cómo hacerla por el método tradicional.
No sabéis que tostadas más buenas me tomo por las mañanas con mi brioche en panificadora y esta mermelada, deliciosa!
Espero que os animéis con la receta y me contéis qué os parece.

viernes, 4 de agosto de 2017

Paté de altramuces y aceitunas verdes


El altramuz es una legumbre que se cultiva en zonas del Mediterráneo, con grasas más saludables y proteinas que otras legumbres. Poseen un alto contenido en fibra, no contienen gluten por lo que pueden consumirlo los celiacos, tienen un índice glucémico muy bajo y gran poder saciante.

A mi personalmente no me hacen mucha gracia, pero tengo que decir que en paté me ha sorprendido, y me ha gustado bastante el sabor, muy original y perfecto para los picoteos de verano, sin complicaciones.


Veréis que la receta es de lo más sencillo, solo necesitáis una batidora o un robot para triturar todos los ingredientes. Los altramuces hay que pelarlos antes, retirar la piel y añadir el resto de ingredientes. Sale una pasta muy espesa que cuesta un poco triturar, por eso le vamos a añadir un par de cucharadas del líquido que traen las aceitunas que, además de aportarle sabor, lo hará menos espeso.

No es necesario añadir sal, yo le he puesto orégano, pero se le puede añadir pimienta o cualquier otra especie de vuestro gusto. También lleva un puñadito de almendras crudas, pero puedes añadir cualquier otro fruto seco, pistachos, anacardos, nueces... o una mezcla de todos.


He usado los altramuces y las aceitunas verdes que venían en mi caja Degustabox de este mes. Sí tu también quieres recibirla en tu domicilio todos los meses, y que la primera caja te salga a 9,99 en lugar de 14,99, gastos de envío incluidos, solo tienes que poner el código B4ML6

Espero que os guste la receta !

miércoles, 26 de julio de 2017

Olivada con tomates secos y anacardos


La olivada, tapenade o paté de aceitunas es un plato típico de la Provenza francesa. Su ingrediente principal son las aceitunas, a las que se le añade alcaparras o tàpenas. Puedes hacerlo con aceitunas negras o verdes, aunque es fundamental usar buen producto, sí usas aceitunas "maluchas", el resultado no será el esperado, como pasa con cualquier receta.

Esta receta me la ha pasado mi prima Loli, la probamos hace unas semanas en una cena familiar que hicieron en su casa y fue todo un éxito, así que nos ha faltado tiempo para hacerla en casa. El tapenade original  lleva alcaparras y anchoas, pero podemos hacer variaciones a nuestro gusto, usando diferentes variedades de aceitunas o añadiendo tomates secos y anacardos como es el caso de la receta que os presento hoy. Os puedo decir que está espectacular, para empezar y no parar. 


Con las cantidades que os indico sale bastante cantidad, pero podéis hacer la mitad de la receta sin problema. La olivada se puede tomar para dipear, untar en pan, añadir a los bocatas o sandwich o incluso para acompañar platos de carne, pescado o ensaladas. La verdad es que es una receta que da mucho juego y se prepara en un momento, sin mayores complicaciones.

Podéis hacerla al estilo tradicional, mortero en mano, o más fácil aún, usando la batidora, la thermomix o lo que tengáis por casa. Vereis que vais a tardar un santiamén en tenerla lista. Mínimo esfuerzo para conseguir una receta deliciosa. No le podemos pedir más.


Prepara unos panecillos o unas tostadas y a disfrutar!!