miércoles, 20 de septiembre de 2017

Bizcochitos de mermelada de fresa y coco


Bueno, parece que poco a poco voy entrando en la rutina, tanto en casa como en el blog y estoy preparada para publicar una receta todos los miércoles. Hoy os traigo unos bizcochitos que he horneado en mini cocottes y que están riquísimos, rellenos de mermelada de fresa, no digo más.

Llevan mantequilla y aunque para la operación vuelta al cole y a la dieta normal, no es lo más aconsejable, ya os digo que merece la pena pecar un poquito, porque le dan un saborcillo delicioso. Además el toque a vainilla me pirra, y con el coco, que es un poquito nada más, casi, casi ni se nota, y el relleno que podéis poner a vuestro gusto, más o menos cantidad, hacen de estos bizcochitos un bocado delicioso.


Los he horneado en mini cocottes, y es que estas cazuelitas además de bonitas son muy versátiles, tanto en recetas dulces como saladas, en frío o en caliente, salsas, postres, bizcochos... y es que resisten perfectamente tanto el frío como el calor del horno. Con las cantidades que os indico en la receta tenéis para tres mini cocottes. Pero ya os digo que se puede hacer en un molde de bizcocho que tengáis por casa que no sea muy grande, incluso podéis usar cápsulas de magdalenas sin problema.


Para hacer la receta he usado un robot de cocina, ya que es importante batir bien el azúcar con la mantequilla para crear burbujas de aire para que luego los bizcochos suban bien. Aprovecho para comentaros que en la tienda online Claudia & Julia, tienen una oferta increíble de Kitchen Aid a 365 euros, sí os habéis planteado adquirir una, desde luego este es el momento.


Para la receta he usado la mermelada de fresa que venía en mi caja Degustabox de este mes. Ya sabéis que estas cajas se reciben todos los meses en el domicilio, llevan muchos y variados productos. Sí quieres recibir tu Degustabox cada mes, te dejo un código para que la primera caja te cueste 9,99 en lugar de 14, 99, gastos de envío incluidos. Este es el código B4ML6.

Nos vemos la semana que viene!!

miércoles, 13 de septiembre de 2017

Mermelada de azofaifas y panela



Tras el parón veraniego en el blog, vuelvo con nuevas recetas, aunque será poco a poco porque aun sigo de vacaciones, me quedan poco días la verdad, y tengo que tomarme las cosas con calma jejeje. 

Empiezo septiembre con una mermelada de azofaifas y panela que está de escándalo. Estoy segura de que algunos no conocéis este fruto ya que no es muy común, aunque puede que la conozcáis por otro nombre como jujube, chichindra, azofeifa o azufaifo. Se trata de un fruto algo similar a la manzana pero más pequeño, aunque tengo que decir que nuestro árbol da unos frutos bastante hermosos, lo tenemos un poco asalvajado, nos imagináis los ramilletes de azofaifas que tiene, pero cuando comienzan a tomar color se estropean o se los comen los pájaros, así que tenemos que cogerlos algo verdes para poder comerlos.



Os diré que en casa solo le gustan a mi madre, bueno y a mis tíos. El caso es que viendo que el árbol este año ha dado una cosecha tremenda y que todos los días hay que recoger una buena cantidad del suelo, decidí hacer algo con ellos. Y la mermelada me pareció la mejor opción, además la he endulzado con panela, mucho más sana que el azúcar común.

¿Conocéis la panela? Seguro que la habéis empezado a ver en los supermercados (en carrefour y mercadona la he visto), y en herbolisterias. La panela es considerado el azúcar más puro, sin refinar, extraído directamente del jugo de la caña de azúcar. Tiene un color marrón oscuro, lo podéis ver en las fotos, y un sabor acaramelado. Su poder de endulzar es superior al del azúcar refinado por lo que os aconsejo que vayáis probando el dulzor y no pongáis toda la cantidad que he indicado en la receta. Os comento esto porque la primera vez que hice la receta, regalé botes a mis tíos y primos para que probaran el invento y me dieran el veredicto, y hubo a quien le pareció que estaba perfecto de azúcar y a otros que les resultó más dulzón. Lo que sí coincidieron todos es en ese sabor especial que le da la panela y que os aseguro que no conseguiréis si usáis azúcar refinada.



La receta la he hecho con la thermomix, pero os explico cómo hacerla por el método tradicional.
No sabéis que tostadas más buenas me tomo por las mañanas con mi brioche en panificadora y esta mermelada, deliciosa!
Espero que os animéis con la receta y me contéis qué os parece.

viernes, 4 de agosto de 2017

Paté de altramuces y aceitunas verdes


El altramuz es una legumbre que se cultiva en zonas del Mediterráneo, con grasas más saludables y proteinas que otras legumbres. Poseen un alto contenido en fibra, no contienen gluten por lo que pueden consumirlo los celiacos, tienen un índice glucémico muy bajo y gran poder saciante.

A mi personalmente no me hacen mucha gracia, pero tengo que decir que en paté me ha sorprendido, y me ha gustado bastante el sabor, muy original y perfecto para los picoteos de verano, sin complicaciones.


Veréis que la receta es de lo más sencillo, solo necesitáis una batidora o un robot para triturar todos los ingredientes. Los altramuces hay que pelarlos antes, retirar la piel y añadir el resto de ingredientes. Sale una pasta muy espesa que cuesta un poco triturar, por eso le vamos a añadir un par de cucharadas del líquido que traen las aceitunas que, además de aportarle sabor, lo hará menos espeso.

No es necesario añadir sal, yo le he puesto orégano, pero se le puede añadir pimienta o cualquier otra especie de vuestro gusto. También lleva un puñadito de almendras crudas, pero puedes añadir cualquier otro fruto seco, pistachos, anacardos, nueces... o una mezcla de todos.


He usado los altramuces y las aceitunas verdes que venían en mi caja Degustabox de este mes. Sí tu también quieres recibirla en tu domicilio todos los meses, y que la primera caja te salga a 9,99 en lugar de 14,99, gastos de envío incluidos, solo tienes que poner el código B4ML6

Espero que os guste la receta !

miércoles, 26 de julio de 2017

Olivada con tomates secos y anacardos


La olivada, tapenade o paté de aceitunas es un plato típico de la Provenza francesa. Su ingrediente principal son las aceitunas, a las que se le añade alcaparras o tàpenas. Puedes hacerlo con aceitunas negras o verdes, aunque es fundamental usar buen producto, sí usas aceitunas "maluchas", el resultado no será el esperado, como pasa con cualquier receta.

Esta receta me la ha pasado mi prima Loli, la probamos hace unas semanas en una cena familiar que hicieron en su casa y fue todo un éxito, así que nos ha faltado tiempo para hacerla en casa. El tapenade original  lleva alcaparras y anchoas, pero podemos hacer variaciones a nuestro gusto, usando diferentes variedades de aceitunas o añadiendo tomates secos y anacardos como es el caso de la receta que os presento hoy. Os puedo decir que está espectacular, para empezar y no parar. 


Con las cantidades que os indico sale bastante cantidad, pero podéis hacer la mitad de la receta sin problema. La olivada se puede tomar para dipear, untar en pan, añadir a los bocatas o sandwich o incluso para acompañar platos de carne, pescado o ensaladas. La verdad es que es una receta que da mucho juego y se prepara en un momento, sin mayores complicaciones.

Podéis hacerla al estilo tradicional, mortero en mano, o más fácil aún, usando la batidora, la thermomix o lo que tengáis por casa. Vereis que vais a tardar un santiamén en tenerla lista. Mínimo esfuerzo para conseguir una receta deliciosa. No le podemos pedir más.


Prepara unos panecillos o unas tostadas y a disfrutar!!

martes, 11 de julio de 2017

Albóndigas de verdura con salsa de manzana, piña y coco



Estaba deseando compartir con vosotros esta receta, y es que está para chuparse los dedos, id preparando pan porque esta salsa lo pide a gritos. Estas albóndigas están exquisitas, con zanahoria, calabaza, cebolla y berenjena, pero la salsa le da un punto excepcional, elaborada a base de manzana, piña, leche de coco y especias, os va a encantar!!

La receta original es de Directo al paladar, cuando la vi en la web fue amor a primera vista. En la receta original ponen la mitad de los ingredientes para las albóndigas, así fue como las hice la primera vez, pero me sobro muchísima salsa que terminé congelando para repetir las albóndigas en otra ocasión. Por lo que he doblado los ingredientes para que os salga un buen plato de albóndigas. Sí os sigue sobrando salsa, la congeláis y la podéis usar con pechuga de pollo porque le va de cine.




Esta receta en realidad es un dos por uno, ya que puedes hacer las albóndigas sin el añadido de la salsa, o hacer la salsa sin hacer las albóndigas y usarla para otras preparaciones, ya os digo que al pollo le va que ni pintado.

Es una receta apta para diestas veganas o vegetarianas. Pero ya os digo que en casa tenemos una dieta variada, en la que no falta ni pescado ni carne, y han sido un exitazo. 

Os aconsejo que las sirváis acompañadas de arroz basmati o de cous-cous, aunque no digo que unas patatas fritas le vayan también de cine. Pero lo más importante, un buen pan, sí es casero mejor que mejor, no puede faltar en este plato.

Y que os parece la presentación en este platito de Le Creuset? A mi me chifla y le doy mucho uso, yo lo compre en la tienda online Claudia&Julia , que por cierto están de rebajas!


Vamos a la receta!!